Poemas a Kleo, de Justo Jorge Padrón
Poemas a Kleo, de Justo Jorge Padrón
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Poemas a Kleo, de Justo Jorge Padrón
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Poemas a Kleo, de Justo Jorge Padrón

Poemas a Kleo, de Justo Jorge Padrón

Precio habitual
$16.67
Precio de venta
$16.67
Precio habitual
Agotado
Precio unitario
por 
Impuesto incluido.

Estamos ante un nuevo y fascinante tratamiento de la poesía amorosa. Es un libro de amor, la ardiente celebración de un cántico a la vida y a la mujer amada, que luminosamente la encarna y simboliza.

Poemas a Kleo es un libro solar, no hay en él zonas de sombra o de tragedia, es un himno entonado con un lenguaje que es fiesta y exaltación, en donde las imágenes se engarzan en un todo vital y armonioso. La sensación que nos deja su lectura es la de una encendida glorificación de la mujer, de la amante y de la esposa y compañera, como auténtica patria del estremecido corazón del hombre.

La tensión expresiva que conforma estos poemas es una inspiración continuada que, si primero deslumbra y emociona, luego nos produce por su ritmo una sensación de encantamiento y magia. Su estilo es, a la vez, rico y cristalino, gracias a la transparencia feliz de sus imágenes, que ofrecen una muy sensual carnalidad expresiva de irisados reflejos y matices afectivos, como un ensalmo íntimo que nos seduce y llega hasta embriagarnos.   Se trata de una especie de lírica autobiográfica, amorosa y erótica, escrita con la indecible maestría de nuestro gran poeta, Justo Jorge Padrón, que nos revela todas las escalas y plenitudes del amor, evocado desde una madurez vital y literaria, que nos impregna y conmociona por la palpitante sensación de verdad vivida que trasmite. Nos abisma en una sensación estética y emotiva que no recordamos haber experimentado desde aquella lejana primera lectura nuestra de los Veinte poemas de amor, de Pablo Neruda. Este es un libro de amor inolvidable que permanecerá en la más intensa y ardiente memoria de la poesía del siglo XXI.  

Carlos Clementson